Regístrate AQUÍ para recibir nuestro NEWSLETTER

Síguenos en:

Facebook Infonoticias Gandia, ahora pone ABC punto radio Gandia.
Twitter Infonoticias Gandia, ahora pone ABC punto radio Gandia.
Escúchanos en directo
Escuchar la emisión en directo

Comunicación

Gandia

Pone fin a más de 50 años de ser el número 1

Adiós a la pastelería Tano II parte

Imagen

Fachada de la pastelería Tano de Gandia.

16/10/2015 12:38

Redacción

0 Comentarios

Comparte esta noticia

Facebook

Google

Imprimir

Imprimir noticia

Siempre afecta ver como un negocio cierra, máxime, cuando durante tantos años, ha sido referente en la Ciudad, -ya saben- Tano pone fin a más de 50 años de ser el número 1 no solo en restauración y pastelería, sino en clase, servicio, calidad y apoyo a los demás. Desde que Cayetano Gomar arrancase con su horno allá en el Raval, al lado de la peluquería de su hermano, donde la “Tía Fina” asaba en su “forn de llenya”, les “cassoletes d´arrós al forn” y “les cacahues amb corfa” .

Y el “Tío Tano” , ese pan que duraba tierno prácticamente toda la semana, pasando por las ideas novedosas de un tal “Pepito” – su segundo hijo- , que vio como Gandia se le quedaba pequeña, buscando ampliar horizontes en tierras Catalanas, trayendo a nuestra ciudad manjares desconocidos y que con su maestra mano los mejoraba hasta el infinito.

Quien de mediana edad no recuerda los primeros dátiles con bacón, cuando el mezclar dulce y salado en un mismo producto era totalmente impensable. A quién si no, se le ocurrió rellenar con varias capas un pan que medía más de un metro, en fin, estos datos son solo una anécdota de alguien adelantado muchos años a su época, no como ahora, que todo el mundo es “chef” y el que no lo és, dice serlo.

El negocio, como ya se dijo en el anterior artículo, fue creciendo, además sin prisa, meditando, innovando, perfeccionando, hasta llegar a tener a más de 200 personas (con sus respectivas familias) trabajando para la empresa, sea en la Calle Puríssima, Vila Nova, Paseo, Denia, Hotel Tano Resort, Playa, Carrer Vallier, Monestir e incluso en el fallido negocio de una piscifactoría, sin olvidar la adjudicación de todos los chiringuitos de la playa de Gandia.

Pero en este mundo, a veces no todo es crear negocios, sino que hay que mantenerlos, y la economía, no siempre es boyante, como así ha ocurrido, llega el momento que la crisis se apodera del País y los que se podían permitir el lujo de almorzar todos los días fuera de casa, se llevan el bocadillo al trabajo, igual que en la comida, los cubiertos de boda, bautizo ó comunión, se reducen drásticamente, pero los sueldos se mantienen, y las actividades de Ciudad se ven mermadas por la falta de liquidez, lo que implica que si en una noche de San Juan , la gente acudía a la playa para ver el desfile, y se sentaba en una terraza ó heladería a disfrutar del espectáculo, al eliminarse esta actividad, esos bares , restaurantes ó cafeterías, ven reducidas sus ganancias en un elevadísimo tanto por cien, igual que la eliminación de la “Entrá de Moros i Cristians” del 9 d´Octubre, repercute directamente en “salvar un domingo” a los restauradores de la zona, o la anulación de la rebaja del 30% del IBI a los comercios que estuviesen abiertos todo el año en la playa de Gandia. De ahí, y con esto no queremos decir, ni tan siquiera insinuar, que el declive de la restauración pasa por hacer más actividades, pero si por mantener las que se hacían. Recuerdo sin ir más lejos, el desfile de Moros i Cristianos de la playa el año pasado, los locales de la zona llegaron incluso a triplicar las mesas, este año, bastante hacían con tener 3 ó 4 con gente.

Así que ya saben, si Tano, con todo lo que ha sido , ha tenido que cerrar, que puede pasar con los que día a día luchan por mantener su pequeño negocio en pie, pagando una luz cada día más cara, un IBI desmesurado, unos productos al alza, una Seguridad Social por las nubes con prestaciones mínimas y unas ayudas que se pueden contar con los dedos de una oreja. Eso sí, siempre marcados de cerca por las inspecciones tanto sanitarias como de trabajo ó riesgos laborales, con multas que rozan el escándalo, con servicios prácticamente nulos y con ayudas que ni se tienen ni se les espera. Por eso la segunda parte de este artículo rezaba. “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…pon las tuyas a remojar. Simplemente…aviso a navegantes.

Próximo artículo. Adiós con el corazón y suerte para los que quedan
III parte.

0 Comentarios
Titulo comentarios
 
 
domingo, 26 de junio de 2016

Buscador de contenidos

Buscador por población

tiempo Gandía

Encuesta
¿Le parece bien que Arturo Torró haya dejado todos sus cargos en el Partido Popular de Gandia?