Regístrate AQUÍ para recibir nuestro NEWSLETTER

Síguenos en:

Facebook Infonoticias Gandia, ahora pone ABC punto radio Gandia.
Twitter Infonoticias Gandia, ahora pone ABC punto radio Gandia.
Escúchanos en directo
Escuchar la emisión en directo

Opinión

Com. Valenciana

Comentamos los más conocidos

Dislexia: Mitos y realidades

Imagen

Descubra qué es la dislexia

20/10/2014 10:30

Araceli Belda

0 Comentarios

Comparte esta noticia

Facebook

Google

Imprimir

Imprimir noticia

1. MITOS Y REALIDADES

La dislexia no es un trastorno desconocido, más bien todo lo contrario, nadie dirá al oírlo “¿qué es eso?”, otra cosa distinta es que se sepa verdaderamente lo que es, lo que significa realmente ser disléxico y lo que conlleva.
Son muchos los mitos que podemos encontrar sobre la Dislexia, aquí comentaré los más conocidos:

-Por un lado, encontramos quien identifica la dislexia con otras dificultades, como los problemas de lateralidad, es decir, hay quien dice: “soy disléxico porque no diferencio la derecha y la izquierda”, también podemos escuchar personas hablar de niños disléxicos cuando con 2 ó 3 años no tienen desarrollado el lenguaje. Y así una larga lista de falsedades y de versiones erróneas sobre un trastorno muy serio.

-Por otro lado, también encontramos, tanto en la población profesional como entre los no profesionales, versiones sobre la posibilidad de “curarse”. Es decir, escuchamos frecuentemente a personas decir: “yo era disléxico de pequeño”, o “mi hermana era disléxica pero fue a clases de logopedia y se le pasó”. Entre los profesionales es menos frecuente escuchar o leer que la Dislexia desaparece con la terapia adecuada, pero también hay defensores de esta teoría. Yo, en ese sentido, no doy ni quito la razón a ningún profesional, creo que cada uno tiene razones fundamentadas para opinar y defender su teoría. Personalmente, por mi experiencia y formación, creo que la Dislexia es un trastorno, y como tal, no desaparece nunca. Con la atención profesional conveniente, sí mejora, evoluciona positivamente, se aprenden estrategias para superar las barreras a las que se enfrentan quienes lo padecen y se pueden compensar las dificultades, pero no desaparece.

-Otro mito lo encontramos en la sobrecapacitación que como sociedad otorgamos a los pediatras, que aún siendo especialistas en la edad infantil no abarcan todos los campos. En el campo del lenguaje, tanto oral como escrito, en muy raras ocasiones conocen bien los estadios del desarrollo y aprendizaje. En mi trayectoria profesional me he encontrado en muchas ocasiones que las familias acudían a la consulta del logopeda más tarde de lo conveniente y deseado, y sus motivos solían ser: “el pediatra me dijo que no me preocupara, que ya hablaría” “que aún es pequeño”, “que no me preocupase”, “que la lectura es difícil”. También debo decir que en alguna ocasión ha sido el propio pediatra el que me ha derivado casos a logopedia por sospechar de problemas en el lenguaje, pero no siempre conocen bien el desarrollo adecuado, por eso siempre ante la duda hay que consultar al especialista.

En cuanto a las realidades, lo más importante sería decir que afecta de forma directa y significativa al aprendizaje general del alumno y a su rendimiento académico. El resto lo desarrollo a continuación.

2. ¿QUÉ ES LA DISLEXIA?

Podemos encontrar varias definiciones de Dislexia, según el organismo o autor, y todas ellas pueden ser válidas. Así, por ejemplo, encontramos la definición de M. Thomson: “la dislexia es una grave dificultad con la forma escrita del lenguaje, que es independiente de cualquier causa intelectual, cultural y emocional”. Por otro lado, según la Asociación Internacional de Dislexia, se trata de “un trastorno de aprendizaje específico de origen neurobiológico, caracterizado por los problemas de precisión y/o fluidez en el reconocimiento de palabras y por las dificultades en el deletreo y en la codificación. La causa de estas dificultades se encuentra en un déficit del componente fonológico y no tiene relación ni es esperado en función de sus capacidades cognitivas, oportunidades educativas y nivel de instrucción”.

Por tanto, podríamos decir que la Dislexia es un trastorno que se caracteriza por un rendimiento lector muy inferior al esperado por edad, y que no se relaciona con ningún causante como podría ser: déficit cognitivo, daño neurológico, falta de estimulación y/o escolarización, etcétera. Los datos oficiales dicen que afecta a más del 4% de la población española, aún así, hay algunos estudios que elevan ese porcentaje hasta un 15% del total del alumnado y población adulta, pudiendo así convertir la Dislexia en un cajón desastre donde entran todos aquellos problemas o dificultades de lectura sin tener en cuenta los factores que pudieran desencadenarlos.

Las características y rasgos de la persona con Dislexia difieren de unos a otros y dependen básicamente del tipo de Dislexia y/o proceso afectado. En cualquier caso, los rasgos más característicos de los alumnos disléxicos son:

-Dificultades para decodificar la palabra escrita, cometiendo errores de inversión, sustitución, adición u omisión de letras.
-Dificultades para la conversión grafema-fonema (ausencia de conciencia fonológica), confundiendo los grafemas y asociándolos con fonemas por similitud en el punto articulatorio, por sonido parecido (falta de discriminación auditiva) o por escritura similar con diferencias de orientación. Ejemplos: leer “cato” en lugar de gato, “gañeta” en lugar de galleta, “bos” por dos, etc.
-Saltos de línea al seguir la lectura.
-Baja velocidad lectora.
-Ritmo lento y monótono.
-Ausencia o errores en la interpretación de los signos de puntuación.
-Dificultades para la comprensión del mensaje escrito.

Estos rasgos son los más representativos, pero según el caso podrían existir otros no mencionados aquí.

La presencia de varios de estos rasgos nos estaría indicando la existencia de un problema, pero habría que diferenciarlo de una dificultad evolutiva, es decir, pasajera, que podría aparecer al inicio del aprendizaje lector y que sería temporal hasta su adquisición correcta.

Es importante decir que cuando un alumno está iniciando el aprendizaje lectoescritor (4-5 años de edad) es normal que comentan errores, como por ejemplo la escritura en espejo tanto de números como de letras. Esto no estaría indicando la presencia de Dislexia, probablemente esté sólo indicando una dificultad pasajera en la adquisición, y que terminará adquiriéndose correctamente. Si el error persistiera hasta los 6 años o se acompañase de otros rasgos importantes, sería conveniente consultar a un especialista.

Araceli Belda Calabuig
Nº Col. 46325
Logopeda

0 Comentarios
Titulo comentarios
 
 
domingo, 26 de junio de 2016

Buscador de contenidos

Buscador por población

tiempo Gandía

Encuesta
¿Le parece bien que Arturo Torró haya dejado todos sus cargos en el Partido Popular de Gandia?